OFICIAL: Kylian Mbappé, nuevo jugador del Real Madrid

Lo que el madridismo anhelaba desde hace siete años acaba de cumplirse realidad: Kylian Mbappé ya es nuevo jugador del Real Madrid. El club blanco ha anunciado de forma oficial la llegada del francés después de conseguir la decimoquinta Champions League

Hoy acaba de finalizar uno de los culebrones de fichajes del mundo del fútbol más históricos. Después de siete años de idas y venidas, rumores y algún que otro plantón, Kylian Mbappé ya es nuevo futbolista del Real Madrid. El club blanco acaba de oficializar un comunicado que se lleva esperando mucho, pero que mucho tiempo.

El atacante francés abandona de esta forma el PSG como agente libre al negarse a renovar y su nuevo equipo anuncia su llegada justo después de proclamarse campeón de la Champions League por decimoquinta vez al vencer al Borussia Dortmund por 0-2 en Wembley.

Los madridistas han soñado muchas veces con este momento, que ya pueden decir que se ha hecho realidad. El galo llega a un equipo joven, ganador y como la guinda a un pastel en forma de plantilla que da más miedo todavía.

Mbappé
Mbappé se echa las manos a la cabeza en un partido con el PSG. Fuente. Getty Images

Cronología del fichaje: despunte en el Mónaco

Los ojos del mundo del fútbol se posaron por primera vez en Mbappé en la temporada 2016/17, cuando militaba en el Mónaco. Sus actuaciones en Champions ante Manchester City y Juventus y su irrupción a base de goles llamaron la atención del club blanco, que le presentó una oferta para unirse al club.

Sin embargo, la importancia de Bale, Benzema y Cristiano en el equipo y, sobre todo, el poder seguir creciendo a su temprana edad en su ciudad le hicieron decantarse por el PSG, que pagó 180 millones de euros para formar un tridente temible junto a Neymar y Cavani.

En ese primer curso, el Madrid eliminó al cuadro parisino de la Liga de Campeones, pero el delantero acabó con 21 goles y 15 asistencias. Ya en la 2018/19, sus cifras goleadores subieron hasta los 39 tantos, pero fue al año siguiente cuando se quedó muy cerca de cumplir uno de sus sueños.

Mbappé
Mbappé celebra un gol con el Mónaco. Fuente: Getty Images

Derrota en la final de la Champions

La edición 2019/20 de la Champions League, la de la pandemia del COVID-19, deparó una final entre el PSG de Thomas Tuchel y el Bayern de Múnich de Hansi Flick. Para decepción de los franceses, los bávaros levantaron la ‘Orejona’ y dejaron al ‘7’ sin levantar el trofeo en un curso que finalizó con 30 tantos y 14 asistencias.

El fracaso europeo del megaproyecto del PSG (muchos gastos en fichajes) y la sombra del Real Madrid hizo que cada uno de los veranos se hablara de la posible llegada de Mbappé al Santiago Bernabéu. Sobre todo, el culebrón llegó a uno de sus puntos más álgidos en el verano de 2021.

En ese momento, al francés le quedaba tan solo un año de contrato y ante esa situación y su no renovación, el club blanco intentó negociar con el PSG, pero se encontró la indiferencia de un Al-Khelaifi que ni siquiera contestó a las ofertas de Florentino Pérez. Se llegó a ofertar 200 millones de euros por un futbolista que quedaba libre en seis meses, pero ni respuesta hubo.

Mbappé
Mbappé se quita la medalla en la final de la Champions 2020. Fuente: Getty Images

El plantón de 2022, las presiones y la renovación

La temporada 2021/22 fue protagonista por lo que ocurrió al final de la misma. A pocos días de que el Real Madrid tuviera que jugar la final de la Champions de París ante el Liverpool, el PSG anunció tras un partido la renovación de Mbappé, que salió al césped con una camiseta con el 2025.

Pongámonos en contexto. 1 de enero de 2022 y Mbappé seguía sin dar una respuesta al PSG sobre su futuro. Ese día, la norma ya permite poder ponerse en contacto con el jugador para negociar. Florentino Pérez encandiló al joven futbolista y tras unos meses de llamadas y mensajes, todo parecía que el culebrón iba a llegar a su fin.

Pero ahí aparecieron las presiones hacia el pobre Kylian. El propio presidente de la República de Francia, Emmanuel Macron, contactó con el jugador para pedirle que no se fuera de París, ya que era un icono del deporte francés y debía seguir allí haciendo historia.

Por si fuera poco, el emir de Catar también le dejó claro su importancia para el club con el Mundial de Catar a la vuelta de la esquina. Hacer esa Copa del Mundo teniendo en su bando al mejor futbolista del mundo era mucha y muy buena imagen para él.

Todo eso provocó que se le nublase la vista a Mbappé y declinara la propuesta del Real Madrid a última hora. El propio jugador francés agradeció a Florentino su interés y salió al césped del Parque de los Príncipes con esa mítica camiseta de 2025 anunciando que seguía en el PSG.

Mbappé
Mbappé posa con la camiseta de su renovación. Fuente: Getty Images

Más fracasos, hundimiento del proyecto y fin a una era

Al-Khelaifi convenció a Mbappé acerca de un proyecto y casi le entregó las llaves del club para decidir sobre fichajes y la planificación deportiva. Aun con Messi y Neymar como compañeros, los fracasos en Europa seguían siendo lo habitual en la capital de Francia y encadenaron dos eliminaciones en octavos y la de este año, en semifinales a manos del Borussia Dortmund.

Después de ver que no se cumplía lo acordado y que no se lograba el objetivo de la Champions, después de ver al Real Madrid ganar dos Copas de Europa sin él y el paso de los años haciendo mella de cara al Balón de Oro, en febrero de 2024 tomó la decisión.

Y esa no fue otra que dejar el PSG como agente libre para unirse al Real Madrid, aquel equipo con el que soñaba desde pequeño. Pero entonces, ¿por qué pudo salir libre en 2024 si la camiseta de su renovación ponía 2025? Bien, esto es sencillo. En el contrato, Mbappé acordó firmar por dos años más uno opcional, que sería el de 2025.

La fecha límite para activar este año extra fue el 31 de julio, pero no quiso precipitarse y decidió esperar. Cuando supo que quería dejar el equipo, mandó una carta al club manifestando su decisión y así poder salir sin tener que pagar traspaso el 30 de junio de 2024, fecha oficial que le cumple su contrato.

Mbappé
Mbappé lamenta la derrota en Champions ante el Borussia Dortmund. Fuente: Getty Images

Una plantilla para dominar Europa

Su llegada se solapa con la consecución de la decimoquinta Champions League en un equipo con un grupo de jugadores ya impresionante. Es por ello que el francés eleva un poco más si se puede la calidad de una plantilla que da miedo con solo nombrarla.

El ataque del Real Madrid tendrá a figuras como Vinicius, Mbappé, Rodrygo y Bellingham. Cuatro monstruos que podrán complementarse para romper todos los récords posibles. Un verdadero reto para las defensas de los equipos españoles y europeos.

Mbappé llega a un equipo con un Vinicius que ya es estrella y que postula al Balón de Oro. Se espera una dupla galáctica capaz de darle al madridismo muchas alegrías. Punto y final a un episodio del mundo del fútbol que pasará a la historia por ser un culebrón infinito. Madridistas, Mbappé ya está aquí.

Mbappé
Vinicius y Bellingham celerbran un gol en la final de la Champions. Fuente: Getty Images

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *