Alberto González, un «currante» del fútbol

El nuevo entrenador del Alba es un desconocido para muchos aficionados albacetistas y para buena parte del público general

«De locos». Así resumía Alberto González lo que ha vivido en esta última semana en la rueda de prensa posterior al Albacete-Huesca. El 23 de marzo estuvo al frente del Betis Deportivo en la derrota por 2-1 ante el Atlético Antoniano sin saber que sería su último partido como entrenador verdiblanco. El lunes siguiente, el Albacete empató 1-1 con el Racing de Ferrol y Rubén Albés fue destituido. Pronto su nombre empezó a sonar con fuerza entre los posibles sustitutos y el miércoles por la tarde fue anunciado oficialmente. Ese mismo día conoció a la plantilla, dirigió su primer entrenamiento y comenzó el reto de preparar un partido en sólo tres días. El viernes fue presentado ante los medios de comunicación y el sábado debutó en el banquillo del Carlos Belmonte ante la SD Huesca.

Alberto González
Alberto González en su debut contra el Huesca. Fuente: Diario AS.

Su primer partido como técnico albacetista se saldó con un resultado de 1-1. El empate, en caliente, dejó a los aficionados manchegos y a los jugadores impotentes por volver a repetirse la tónica habitual de esta temporada: el Alba no fue capaz de ganar un encuentro en el que fue muy superior a su rival. Sin embargo, la verdad es que se vieron brotes verdes en el planteamiento del técnico malagueño y el equipo realizó un partido, en palabras suyas, «brillante».

¿Quién es Alberto González?

Más allá de este partido, Alberto González (Tolox, 1979) es un desconocido para el seguidor promedio del fútbol español debido a que nunca antes ha entrenado en el fútbol profesional. Por ello, su nombramiento como entrenador del Albacete Balompié generó dudas entre algunos aficionados albacetistas. La papeleta de conseguir la salvación en tan sólo 10 partidos -ahora nueve- sin tener experiencia en una categoría tan macabra como la Segunda División no será fácil, pero el toloxeño se siente «preparado y capacitado» para sacar la situación adelante.

Virgilio Moreno -periodista de la Cadena SER en Jaén-, que conoce a Alberto González de sus periplos como entrenador del Real Jaén y del Linares Deportivo, le define como «un tipo introvertido de cara a sus relaciones con el aficionado o los medios de comunicación». Profesionalmente, afirma que es un «currante» del fútbol. El entrenador andaluz ha ido quemando etapas y escalando divisiones progresivamente a lo largo de su carrera en los banquillos.

Además de ser un gran profesional, Alberto González «está muy bien valorado como teórico del fútbol en Andalucía». De hecho, escribió el siguiente libro: Fútbol. Dinámica del juego desde la perspectiva de las transiciones. También es Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte por la Universidad de Granada.

Alberto González, paso a paso hasta llegar a la élite

Alberto González inició su trayectoria deportiva hace más de 20 años cuando entrenó el cadete del Atlético Coín. En 2001, pasó a formar parte del entramado del fútbol base del Málaga CF y dirigió al alevín. En la temporada 2008-2009 dejó el fútbol formativo y dio el salto a la Tercera División gracias al Granada Atlético. En la campaña siguiente, se mantuvo en la misma categoría pero con diferente equipo: el Arenas de Armilla Cultura y Deporte. En el 2010, regresó a las categorías inferiores del Málaga para dirigir al Juvenil A, con el que se proclamaría subcampeón de División de Honor.

Alberto González
Alberto González en su etapa al frente del CD San Fernando. Fuente: Europa Sur.

En la temporada 2014-2015, Alberto González volvió a la Tercera División para hacerse cargo del Loja CD. Tras ese año, llegó al CP El Ejido. Allí consiguió su primer éxito destacado ya que ascendió de Tercera a Segunda B durante los tres años que estuvo en el club almeriense. Sus resultados en El Ejido le llevaron en 2019 a coger las riendas de un histórico como el Real Jaén, que por entonces estaba en Tercera División. Tras una gran primera vuelta, en enero de 2020 aceptó la oferta del CD San Fernando de 2ª B. A pesar de que el conjunto gaditano quedó sexto clasificado en su grupo, la directiva decidió no renovarle.

Linares Deportivo, un antes y un después en su carrera

En la temporada siguiente llegó al Linares Deportivo, un equipo en el que cosechó varios éxitos y dejó huella. En su primer año, la última edición de la extinta Segunda B, consiguió contra todo pronóstico ascender a Primera Federación, ser campeón de grupo y disputar la fase de ascenso a Segunda División. En ella, cayó en la primera ronda contra el Amorebieta. De todos modos, la temporada 2020-2021 fue todo un hito para el club azulillo. Tras ella, anunció su marcha.

Sin embargo, en septiembre de ese mismo año, al no encontrar un nuevo destino, regresó a Linarejos. De hecho, él fue el entrenador en aquella eliminatoria de Copa del Rey en la que el Linares se adelantó en el marcador -el 1-2 fue el resultado final- y casi elimina al Barça. Allí aupó al equipo en la clasificación y repitió la machada de clasificar al club azulillo para la promoción de ascenso a Segunda. De nuevo, el Linares cayó eliminado, esta vez ante el Deportivo de La Coruña.

Alberto González
Alberto González en su segunda etapa como entrenador del Linares Deportivo. Fuente: Ideal.

Virgilio Moreno comenta que una de las mayores virtudes de Alberto González es «sacar mucho partido a lo que tiene en sus vestuarios» y, sin duda, esa fue una de las claves del gran rendimiento que tuvo el conjunto minero esas dos temporadas. El periodista jienense afirma que, «sin ser un amante del tiki taka», sus equipos -su Linares es el mejor ejemplo- juegan muy bien al fútbol, son verticales y acumulan gente arriba.

Además, Moreno destaca que al actual técnico del Albacete «le gusta apostar por los jóvenes». El caso más destacado es Fermín López, uno de los jugadores revelación esta temporada en el FC Barcelona. Alberto González lo tuvo a sus órdenes en la 2022-2023. En esa campaña, siendo mediocentro, el jugador onubense protagonizó unas cifras magníficas: marcó doce goles y dio cuatro asistencias en 37 partidos. Por ello, al entrenador malagueño «se le considera uno de los entrenadores que más ha colaborado en la reciente explosión como futbolista de élite de Fermín».

Albacete, la oportunidad que tanto esperaba

«Llevaba mucho tiempo luchando por llegar al fútbol de élite y por fin le ha llegado la oportunidad», indica Virgilio Moreno acerca de lo que supone para Alberto González su llegada al Albacete Balompié. Tras tres temporadas en Linares, el andaluz ingresó este verano en la disciplina del Real Betis para entrenar al Betis Deportivo de 2ª RFEF. En Heliópolis, a pesar de haber tenido un inicio de curso donde los resultados no terminaban de llegar, ha tenido al equipo en posiciones de playoff a Primera RFEF. González era consciente de que pronto podría pegar el salto a la Segunda División y por eso decidió ir a un filial. Sabía que allí no le pondrían en muchos aprietos a la hora de salir del club si llegaba una oportunidad como la que le han dado en el Carlos Belmonte.

Ahora ha firmado con el Alba hasta 2025, es decir, lo que resta de temporada y la siguiente. Aún así, su propósito es claro y así lo afirmó en rueda de prensa: «venimos con la idea de quedarnos toda la vida». Tras las buenas sensaciones que dejó el sábado ante el Huesca, es hora de que Alberto González consiga el reto de la permanencia con el Albacete con la dificultad añadida de que sólo quedan nueve partidos . Si lo hace, será un gran estreno en el fútbol profesional.

Redactor: Jorge Zaldivar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *