El legado de Lopera

Fallece a los 79 años de edad el mítico dirigente bético, dejando una huella imborrable en el club verdiblanco

Nacido en Sevilla el 13 de agosto de 1944, heredo el amor por el Betis por parte de su padre, y desde su niñez convirtió el beticismo como una forma de vida.

Llegada a la directiva del Betis

Además acompañar al equipo tanto en el Benito Villamarín, como lejos de el durante los años 70, Lopera se distinguió del resto de aficionados beticos por obsequiar con regalos a distintos jugadores verdiblancos en el caso de obtener buenos resultados.

En 1991 llega a la Junta Directiva de un Real Betis presidido por Hugo Galera, y tan solo 4 meses después de su inclusión fue nombrado vicepresidente de la misma, siendo uno de los mayores artífices de la conversión hacia Sociedad Anónima Deportiva.

El 30 de julio de 1992 se convierte en el máximo accionista del club, comenzando una de las épocas doradas del Real Betis Balompié.

El Loperismo

Ocupo el cargo de Consejero Delegado, mientras que la presidencia la ocuparía un hombre de su máxima confianza: Jesús León Gómez. Hasta que en 1996 fue nombrado presidente.

Durante esta etapa, en 1997 realizo el fichaje, en ese momento, más caro de la historia del futbol, con la contratación del jugador brasileño Denilson de Oliveira, por 30 millones de euros.

Un año más tarde impulsó la reforma de las zonas de Fondo y Gol Norte, la cual culminaría en el año 2000.

Ejercería la presidencia hasta el 2006, la cual dejo en manos de nuevo de Jesús León Gómez y no vendería su paquete accionarial hasta 2010, el cual seria comprada por «Bitton Sport´´, empresa representada por Luis Oliver.

Esta venta fue paralizada por la jueza Mercedes Ayala la cual instruía una querella por delito societario, presentada por opositores a Ruiz de Lopera, y la cual no se resolvería hasta 2017.

El legado

Durante su mandato muchos fueron los éxitos deportivos obtenidos por parte del club verdiblanco, entre los que destaca la consecución de la Copa del Rey de 2005 y la clasificación para la Champions League ese mismo año. Además de jugar la Recopa de Europa en la temporada 1997-1998 tras ser subcampeón de Copa la campaña anterior, y la Copa de la UEFA las temporadas 1998-1999, 2002-2003 y 2005-2006.

Image
Celebración Copa del Rey de 2005. Fuente: Real Betis Balompié

También vivió como presidente los ascensos de 1994 y 2001.

Personaje controvertido y excéntrico, el cual gozó de una gran popularidad, no solo por parte de los aficionados béticos, sino por gran parte de los amantes al futbol de este país.

 

Descanse en paz Manuel Ruiz de Lopera.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *