La resurrección de Nacho Méndez

El canterano de Luanco vive su mejor momento como rojiblanco tras superar una grave lesión de cruzado la temporada pasada.

Sus inicios

El héroe del «Derbi Asturiano» no lo ha tenido nada fácil para llegar a ser una de las figuras del Real Sporting en la actualidad y especialmente tras su golazo en el derbi que le brindó la victoria a los rojiblancos por primera vez en 5 años. El futbolista de 25 años comenzó a dar sus primeros pasos en el equipo de su ciudad, el Marino de Luanco para más tarde llegar al CD Roces y finalmente llegar al Real Sporting en infantiles, club en el que lleva ya más de 12 años pasando por el filial rojiblanco antes de llegar al primer equipo del Sporting en 2018. Su debut con el primer equipo sería el 27 de agosto de 2017 contra el CD Lugo aún formando parte del Sporting B, que en esa temporada estaría apunto de lograr un histórico ascenso a la Segunda División llegando a marcar en el playoff de ascenso a Segunda contra el Cornellá. Para la temporada 2018-2019 formaría parte de la primera plantilla del club rojiblanco.

Foto de Nacho Méndez en el día de su debut. Fuente: La Nueva España

Llegada al primer equipo

Tras tener numerosas apariciones en la temporada 2017-2018 con el primer equipo, en el verano de 2018 con tan solo 20 años pasaría a formar parte de la primera plantilla del Real Sporting luciendo el dorsal 14 a su espalda. En aquella temporada Nacho anotaría sus dos primeros tantos en competición liguera con el Sporting y tendría 26 titularidades entre Liga y Copa, asentándose especialmente a final de temporada como titular y siendo una de las grandes esperanzas para el futuro del Sporting. Para la temporada 2019-2020 Nacho partía como mediocentro titular de un ilusionante Sporting repleto de jóvenes promesas en la medular como Manu García, Pedro Díaz o José Gragera, sin embargo sería una temporada en la que Nacho no rendiría al nivel esperado y perdería importancia en el equipo teniendo tan solo 16 titularidades en toda la temporada. Nacho comenzaría la temporada 2020-2021 apartado del equipo hasta que firmó su renovación en el mes de octubre, a pesar de su bajón de rendimiento el club seguía confiando en él como una de las piezas del futuro del Sporting.

Estancamiento en el equipo y lesión

En la temporada 2020-2021 con la llegada de David Gallego como técnico del Real Sporting cambiaría el rol de Nacho en el equipo por completo, pasaría del mediocentro a ser un jugador utilizado mayormente en la banda derecha y este cambio junto a otro bajón de rendimiento del de Luanco haría que tan solo jugase poco más de 1000 minutos en la temporada y pasase a ser un habitual del banquillo sportinguista. Para la siguiente temporada 2021-2022 Nacho recuperaría su posición de mediocentro o mediocentro ofensivo pero su rendimiento seguiría sin ser el esperado y acabaría la temporada con Martí y Abelardo sin prácticamente tener minutos y con una posible salida del Sporting en verano. Al final tras no encontrarle salida Nacho seguiría en la plantilla para la temporada 2022-2023 con Abelardo de entrenador, quien contaría con él como suplente, y justo en la que era su primera titularidad en la temporada en Tenerife, Nacho sufriría una de las peores lesiones al romperse el ligamento cruzado y decía adiós a toda la temporada.

Nacho observa en muletas un entrenamiento del Sporting tras su grave lesión. Fuente: Marca

Reseteo desde cero tras la lesión

Tras sufrir esta lesión de gravedad y asumir que no volvería a jugar en lo que quedaba de temporada, Nacho decidió hacer un cambio de mentalidad y aumentar su foco en su preparación física, técnica y mental para llegar a ser ese jugador que liderase el futuro del Sporting como se esperaba en sus inicios con la elástica rojiblanca. Tras la desastrosa temporada del Sporting y con la salida de Pedro Díaz al Girondins de Burdeos se le abría un escenario de una última oportunidad para triunfar como rojiblanco, empezando la temporada como titular frente al Valladolid siendo uno de los pocos jugadores que cuajaron un buen partido en la derrota por 2-0, esto sumado a que mantendría e incluso subiría el nivel mostrado en el debut liguero haría que se convirtiese en indispensable para Miguel Ángel Ramírez junto a Christian Rivera o Roque Mesa en la medular, de hecho, por primera vez en lo que lleva en el Sporting encadeno 8 titularidades consecutivas siendo de los 3 jugadores con más minutos de la plantilla. El juego de Nacho ha sufrido una transformación total, ha pasado de ser un mediocentro con mucho aporte en ataque a ser un jugador que muestra un despliegue físico por todo el campo brutal, ha mejorado mucho su labor en defensa, salida de balón y creación de juego y se ha convertido en el dueño del mediocampo del Sporting, tras 7 años con el primer equipo por fin ha logrado ser ese centrocampista que lidera al equipo tanto en el terrreno como fuera de él, asumiendo mucho liderazgo y con un carácter que nunca antes se le había visto, es uno de los líderes de un Sporting que vuelve a soñar con volver a Primera División 7 años después. Y es que Nacho tendría el pasado sábado el mejor premio posible tras anotar el gol de la victoria en el «derbi asturiano» que llevaban 5 años sin ganar y que ha terminado de ilusionar a toda una ciudad y afición con la posibilidad del ascenso.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *